Protegiendo tu barco del invierno


abril 25, 2015
Sin categoría
invernaje barcos mallorca

El principal problema es que si el agua dulce no ha purgado del barco, al estar en condiciones de temperatura de congelación es probable que termine causando graves problemas. El agua una vez congelada se expande y ocasiona daños en la plomería, tuberías y hasta el motor lo cual puede terminar costando miles de euros, especialmente si esto no está cubierto por la póliza de seguro del barco.

¿Qué precauciones se pueden tomar entonces? Lo ideal es sacar el barco antes de la llegada del clima frío, una vez que la temporada de navegación haya finalizado. Esto dependerá de la zona en la que nos encontremos. Por ejemplo, en el caso de estar en Mallorca esta se caracteriza por tener estaciones bien definidas, lo cual facilita establecer cuándo es el momento más oportuno para sacar el barco del agua.

Para comenzar a informarse sobre este tema recomendamos consultar siempre el manual de la embarcación o ingresar al sitio web del fabricante, ya que además cualquier acción que intentemos desafortunada puede terminar anulando la garantía del fabricante.

En cuanto al almacenamiento del barco, la mejor forma de resguardar el barco del frío excesivo, lluvia y vientos es con almacenamiento interior. El almacenamiento interior reducirá en gran medida la posibilidad de daños ya que el barco se encontrará en un lugar templado y seco. Es importantísimo tener en cuenta esta opción si nuestro barco se encuentra en una zona de temperaturas debajo de cero donde la fibra de vidrio es fácilmente dañada.

Por otro lado se puede almacenar el mismo al aire libre. La mejor opción si se va a recurrir a este tipo de almacenamiento es el retractilado del barco para mantenerlo alejado de los rayos UV, el agua de la lluvia o cualquier otro elemento que pueda perjudicar su condición. Sea remolque o elevador de barcos, se aconseja asegurarse siempre que cualquier parte expuesta de la embarcación quede cubierta.

De todas formas, es recomendable siempre proteger el barco, incluso en zonas donde el invierno no azota con intensidad, ya que nunca se puede asegurar si el clima va a cambiar o si va a llover con intensidad en la región.

Es importante tener en cuenta esto ya que generalmente los propietarios de barcos en zonas donde el invierno no es tan fuerte, suelen desconocer las técnicas de almacenamiento adecuadas o los sistemas a los que pueden recurrir ante esta situación. De esta manera no toman ningún recaudo para protegerlos y para cuando ocurren temperaturas de congelación o desastres meteorológicos, los mismos no tienen resguardo alguno y terminan siendo altamente dañados.

Si quiere ahorrarse algunos “dolores de cabeza” futuros, recuerde estos consejos a la hora de proteger su embarcación de las condiciones climáticas. Galatzó pueden ofrecerle además seguridad y vigilancia las 24 h del día, así como también mantenimiento del mismo. Contáctenos para tener un presupuesto inmediato!

Written by
The author didn't add any information to his profile yet.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *